Alertas Jurídicas jueves , 28 mayo 2020
 NOTA IMPORTANTE
Inicio » A fondo » Análisis de las obligaciones legales de arrendador y arrendatario
Análisis de las obligaciones legales de arrendador y arrendatario

Análisis de las obligaciones legales de arrendador y arrendatario

Por Jaime Docio Villaverde. Abogado de Derecho Inmobiliario de Medina Cuadros

 

En breve: A la hora de analizar las distintas obligaciones que se derivan de un contrato de arrendamiento para arrendador y arrendatario debe comenzarse por diferenciar si estamos ante el régimen jurídico de un arrendamiento de vivienda, o si se trata de un arrendamiento destinado a uso distinto (categoría esta que engloba los arrendamientos de segunda residencia, los de temporada, los de local de negocio y los asimilados a estos)

Sumario: 

  1. Diferencias entre el arrendamiento de vivienda y el arrendamiento para uso distinto de vivienda
  2. Obligaciones del arrendador
  3. Obligaciones del arrendatario

 

DIFERENCIAS ENTRE EL ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA Y EL ARRENDAMIENTO PARA USO DISTINTO DE VIVIENDA

A la hora de analizar las distintas obligaciones que se derivan de un contrato de arrendamiento para arrendador y arrendatario debe comenzarse por diferenciar si estamos ante el régimen jurídico de un arrendamiento de vivienda, o si se trata de un arrendamiento destinado a uso distinto (categoría esta que engloba los arrendamientos de segunda residencia, los de temporada, los de local de negocio y los asimilados a estos).

Esta distinción resulta esencial ya que de la misma se derivan determinadas medidas de protección para el arrendatario solo en los supuestos en los que la finalidad del arrendamiento sea la satisfacción de la necesidad de la vivienda del arrendatario y de su familia (art. 6 LAU).

Por el contrario, en la regulación de los arrendamientos para uso distinto al de vivienda, la Ley opta por dejar a la autonomía de la voluntad de las partes todos los elementos del contrato y solo en su defecto, se regirá por lo establecido en el Título III de la Ley y supletoriamente por el régimen del Código Civil (art. 4.3 LAU).

Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 1, los arrendamientos para uso distinto del de vivienda se rigen por la voluntad de las partes, en su defecto, por lo dispuesto en el título III de la presente ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil.”

Sin perjuicio de la autonomía de la voluntad apuntada en los arrendamientos para uso distinto de vivienda, existen dos excepciones contempladas en el Título IV de la LAU. La primera, referida a la obligatoriedad de exigir y prestar fianza (de dos mensualidades de renta), a la celebración del contrato (art. 36 LAU); y la segunda relativa a la indisponibilidad de la facultad de arrendador y arrendatario de compelerse recíprocamente a la formalización por escrito del contrato de arrendamiento (art. 37 LAU).

Es evidente que el legislador entiende que no puede tener la misma protección un arrendamiento de vivienda para una familia, que un arrendamiento con un fin económico.

El artículo 6 de la LAU se refiere a la naturaleza de las normas generales de los arrendamientos de vivienda de la siguiente manera:

“Son nulas, y se tendrán por no puestas, las estipulaciones que modifiquen en perjuicio del arrendatario o subarrendatario las normas del presente Título, salvo los casos en que la propia norma expresamente lo autorice.”

Por tanto, los derechos reconocidos al arrendatario en las normas imperativas de la LAU son irrenunciables. De tal manera que cualquier estipulación en contrario prevista en un contrato de arrendamiento sería nula de pleno derecho. No se permite al arrendador establecer pactos en contra de los derechos que la LAU reconoce al arrendatario, pero sí se permite el caso inverso: incluir en el contrato estipulaciones más favorables al arrendatario que las previstas en la Ley. Sentencia de la Audiencia Provincial de Baleares, sec. 3ª, de 29 de enero de 2019, núm. 33/2019, Nº Rec. 643/2018:

“En consecuencia, no cabe hablar, como pretende la parte apelante, de concurrencia de una causa de nulidad del segundo contrato por no respetar las fechas de prórroga del primero, puesto que el segundo está amparando la libertad de pactos a favor del arrendatario y el derecho de este a desplazar un contrato anterior por uno nuevo; bien entendido que el último era más beneficioso para el arrendatario, por lo que ello no entra en conflicto con la voluntad legislativa proteccionista a favor del inquilino, pues esta no permite al arrendador pactos en contra de los derechos del arrendatario, pero sí permite a este concluir pactos más favorables a sus propios derechos”. 

 

OBLIGACIONES DEL ARRENDADOR

Las obligaciones más importantes del arrendador de vivienda serían:

  1. Respetar la duración mínima del arrendamiento (art. 9 LAU).Si bien la duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes, la LAU obliga al arrendador a respetar un plazo de duración mínimo que será de 5 años (arrendador persona física), o 7 años (si el arrendador es persona jurídica), salvo que exista incumplimiento del arrendatario, o concurra la situación de necesidad de la vivienda para el arrendador o sus familiares en primer grado o por adopción, o para el cónyuge en los casos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.
  2. Conservación de la vivienda en condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido (art. 21 LAU), siempre y cuando el posible deterioro no sea por culpa del arrendatario, o se trate de pequeñas reparaciones que serán de cuenta del inquilino.

Estas reparaciones son obligatorias para el arrendador no siendo posible repercutirlas al arrendatario. Una cláusula contractual en sentido contrario sería nula.

  1. Depósito y devolución de la fianza legal (art. 16.4 LAU).Cada comunidad autónoma ha regulado el depósito de la fianza del alquiler estableciendo el régimen de sanciones en caso de incumplimiento.

Finalizado el arrendamiento, si el inquilino ha cumplido con sus obligaciones y no existen desperfectos en la vivienda ni cantidades adeudadas, el arrendador tiene la obligación de devolver la fianza en el plazo voluntario de un mes. Si se incumple dicho plazo por el arrendador deberá abonar intereses moratorios en la tasa del interés legal de manera automática. En este sentido podemos citar la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, sec. 4ª, de 20 de julio de 2016, núm. 455/2016: 

“3.4.- En este sentido, y como es que la fianza tiene finalidad garantista del cumplimiento de las obligaciones del arrendatario, al finalizar el arrendamiento es preciso liquidar las posibles responsabilidades u obligaciones pendientes del arrendatario, en su caso, de forma que (i) si el arrendatario ha cumplido con sus obligaciones el arrendador deberá restituirle la fianza íntegramente, esto es, por el importe entregado en su día y (ii) si el arrendatario incurrió en responsabilidad, el arrendador deberá restituirle únicamente la diferencia entre lo entregado y la cantidad que corresponda a la satisfacción de tales obligaciones, si quedare remanente”

  1. El arrendador está obligado a entregar recibos del pago salvo que dichos pagos se efectúen por medios que acrediten el cumplimiento (art. 17.4 LAU).
  2. Permitir obras de adecuación a arrendatarios con discapacidad (art. 24 LAU). El arrendador está obligado a permitir que el inquilino realice en el interior de la vivienda aquellas obras necesarias para que pueda ser utilizada de forma adecuada con motivo de una discapacidad o por edad superior a setenta años. No es necesario que sea en beneficio del propio arrendatario, sino que podrán hacerse también para el cónyuge o persona con análoga relación de afectividad, así como familiares que convivan de forma permanente.

Este contenido es sólo para suscriptores

Inicie sesión   si usted ya es suscriptor o Suscríbase aquí  si aún no lo es.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El TJUE determina que la cláusula de las hipotecas del IRPH es abusiva y deja a los tribunales españoles su anulación

El TJUE determina que la cláusula de las hipotecas del IRPH es abusiva y deja a los tribunales españoles su anulación

SUMARIO: Presentación a la sentencia La sentencia Conclusiones EN BREVE: El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en  Luxemburgo, emitió un COMUNICADO DE PRENSA con n.º 23/20 en relación con la sentencia en el asunto C-125/18 Gómez del Moral Guasch/Bankia S.A., donde en referencia a las cláusulas de IRPH insertas en las hipotecas de miles de españoles, han sentenciado ... Leer Más »

Resumen de medidas del Gobierno relativo a los alquileres e hipotecas por Covid-19

Resumen de medidas del Gobierno relativo a los alquileres e hipotecas por Covid-19

SUMARIO: Alquiler vivienda habitual Criterio de vulnerabilidad económica y cómo lo acredito Alquileres con empresa, entidad pública o gran tenedor Alquileres distintos arrendatarios a gran empresa, entidad pública o gran tenedor Hipotecas Criterios de vulnerabilidad y cómo lo acredito Moratoria del pago de hipotecas EN BREVE: Ofrecemos un minucioso resumen de todas las medidas adoptadas por el Gobierno, a tenor ... Leer Más »

La valoración del valor catastral

La valoración del valor catastral

AUTOR: JOSÉ MIGUEL IGUALADA BELCHÍ SUMARIO: Definición de valor catastral Ponencias de valores Procedimiento de valoración colectiva de carácter general y parcial Actualización de valor catastral EN BREVE: La valoración catastral parte de la delimitación de áreas geográficas, que suelen coincidir con los términos municipales, en las que el mercado inmobiliario tiene características similares, tanto en su componente suelo como ... Leer Más »

Vivienda familiar: atribución y modificación

Vivienda familiar: atribución y modificación

AUTOR: Ramón Tamborero y del Pino SUMARIO El artículo 96 del CC (Criterios de Aplicación). Incidencia de la guarda compartida en el uso del domicilio familiar. El mantenimiento de la vivienda familiar. La Sentencia nº 641/2018 de noviembre. Conclusiones EN BREVE La Ley 30/1981, 7 de Julio, modificó la regulación del matrimonio por Divorcio, y particularmente señaló en su Art. ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!

Revista Inmueble