Alertas Jurídicas domingo , 17 enero 2021
 NOTA IMPORTANTE
Inicio » Financiación » Depreciación y valoración de los bienes inmuebles Renovación extemporánea del RDL 10/2008, que vino a suavizar los efectos mercantiles derivados del deterioro de activos en la actual crisis económica

Depreciación y valoración de los bienes inmuebles Renovación extemporánea del RDL 10/2008, que vino a suavizar los efectos mercantiles derivados del deterioro de activos en la actual crisis económica

En pleno epicentro de la crisis (finales de 2008) el Gobierno, por motivos de urgencia, dictó el Real Decreto Ley 10/2008 (RDL 10/2008). Su objetivo era evitar el cierre masivo de empresas a causa de las obligaciones legales derivadas de la normativa de sociedades, dada la devaluación que habían sufrido los activos inmobiliarios. Así, este RDL imponía una excepción, de forma que el deterioro de los activos (inmovilizado material, inmobiliario o las existencias) derivado del contexto de crisis, si bien debía quedar reflejado contablemente, no conllevara en sí mismo la obligación de disolver las empresas afectadas por dichos deterioros o pérdidas de valor de los referidos activos.

La eficacia temporal de dicho Real Decreto se previó para los dos ejercicios cerrados a continuación, a partir del 12 de diciembre de 2008, es decir, que la vigencia de esta excepción a la norma se agotó el pasado 31 de diciembre de 2009, rehabilitándose de golpe la obligación de disolver toda sociedad con desequilibrio patrimonial, disolución que, en la mayoría de los casos, debería producirse a través de un concurso de acreedores de liquidación.

A pesar de esto, no ha sido hasta el pasado 31 de marzo, extemporáneamente, que se ha producido la renovación de la vigencia de esta excepción y se ha hecho también a través de un Real Decreto Ley y utilizando idéntica motivación en cuanto a las razones de urgencia que justifican la norma.

Un ejemplo que nos ayudará a comprender mejor los efectos de dichos RD es el siguiente:

X SLU es una sociedad patrimonial inactiva que a 31 de diciembre de 2009 presentaba el siguiente balance de situación:

ACTIVO                         PASIVO
________________                 _________________
100 Inmuebles (1)                     Capital     100
-60 Deterioro de valor del Inmueble             Resultado Negativo (-90)
20 Clientes                         Acreedores c/p 10
Acreedores l/p 40
___                             ___
Total Activo: 60                     Total Pasivo: 60

(1) La partida de inmuebles está constituida por un solar que fue adquirido en 100 en 2006, pero que fruto del escenario de crisis a 31 de diciembre de 2008, ha sido tasado en 40. La tasación se ha mantenido en 2009.

A.    En este ejemplo se pone de manifiesto que:

• XSLU tiene unos Fondos Propios de 10 (capital social -100- menos resultados Negativos -90-).
• La Ley Mercantil (Artículos 104 y 105 de la Ley de Sociedades Limitadas) obliga en este supuesto de déficit patrimonial, cuando los Fondos Propios son inferiores al 50% del capital social, a disolver y liquidar (salvo que se adoptaran otras medidas, como sería la ampliación de capital) o a solicitar el concurso voluntario (para el supuesto de que,  en la liquidación, no se pudiera atender a los acreedores sociales).

• El RDL citado, evitó precisamente que XSLU tuviera que liquidarse o concursarse, ya que estableció que el “Deterioro del activo inmobiliario” valorado en nuestro caso en 60, no se tuviera en cuenta a los efectos de la liquidación.
• Por tanto, con el escudo protector del RDL, los Fondos Propios serían los actuales (10) más el deterioro de valor del Inmueble (60) que no computa. Serían pues los Fondos Propios 70, cantidad ésta superior al 50% del Capital Social (50).

Es evidente la falta de perspectiva del gobierno acerca de la profundidad de la crisis. Cuando se dicta el RDL 10/2008 se le da una vigencia temporal reducidísima de apenas un año y un mes. Esto es así porque al cerrar la mayoría de las sociedades sus ejercicios el 31 de diciembre, cuando el RDL dice que su eficacia se extiende a los dos ejercicios cerrados con posterioridad al 12 de diciembre, realmente los efectos temporales del deterioro iban referidos hasta el 31 de diciembre de 2009. En diciembre de 2008 era aventurado pensar que los deterioros de los activos de las empresas fuesen a recuperarse a partir del 31 de diciembre de 2009.

Aun así, a través del nuevo RDL, se vuelve a pecar de idéntico supuesto. El RDL 5/2010, dictado el pasado 31 de marzo, viene a renovar la vigencia del anterior, pero sólo hasta el 31 de diciembre de 2011.

La hipótesis de que las pérdidas de valor de dichos activos derivados del entorno de crisis reviertan antes del 31 de diciembre de 2011 no parece factible. La cuestión es por qué, desde el principio, no se previó tanto la vigencia del RDL 10/2008 como su renovación por un periodo más amplio coherente con las perspectivas más conservadoras dictadas por los distintos organismos internacionales, FMI, OCDE o el Banco de España.

Esta falta de previsión y la extemporaneidad del RDL 5/2010 han tenido efectos en el tiempo que medió entre el 1 de enero de 2010 (cuando dejó de tener efectos el RDL 10/2008) y el 1 de marzo de este año.

Volviendo al ejemplo de X SLU, nos encontramos con que si tal y como parece lógico no se ha recuperado el valor del solar (sigue tasado en 40), el administrador de X SLU, si ha sido diligente y ha previsto eludir las responsabilidades de la Ley de Sociedades Limitadas, habrá tenido que adoptar, antes del 1 de marzo de 2010, alguna de las siguientes decisiones: disolver o instar el concurso voluntario, si no se optó por la ampliación de capital. Esto es así porque desde el 1 de enero de 2010 hasta el 1 de marzo, XSLU no ha tenido el escudo protector del RDL 10/2008.

Lo correcto, desde la técnica y la seguridad jurídica, hubiera sido prorrogar la norma antes de perder su vigencia. Piénsese en el administrador de X SLU que el 1 de marzo inició la disolución o el concurso de su empresa, al carecer en esas fechas del escudo protector del primer Real Decreto. La renovación extemporánea del mismo difícilmente dará marcha atrás a alguna de esas decisiones (disolución o concurso) ya adoptadas. Por todo esto, cabe afirmar que ha habido error de cálculo en la vigencia temporal de ambas normas y, lo que es peor, un lapsus temporal sin vigencia de ninguno que ha podido provocar, innecesariamente, el concurso o la disolución de algunas compañías.

Autor: Fernando González González. Presidente de Iure Abogados

Este contenido es sólo para suscriptores

Inicie sesión   si usted ya es suscriptor o Suscríbase aquí  si aún no lo es.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Hacia la regulación de la intermediación inmobiliaria

Hacia la regulación de la intermediación inmobiliaria

AUTORA: Lola Alcover, secretaria del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España. EN BREVE: Regular la actividad de la intermediación inmobiliaria no es una opción, es una necesidad indiscutible, que se viene demandando por distintos sectores desde hace ya demasiado tiempo, y para cuya solución no cabe más demora, ni es posible admitir ... Leer Más »

La vivienda usada, motor de actividad en el mercado de compra

La vivienda usada, motor de actividad en el mercado de compra

AUTOR: Joan Bermúdez I Prieto, Abogado-Licenciado en Ciencias Políticas Bermúdez Consulting & Management S.L. EN BREVE: La existencia de un bien situado en el mercado para la venta no es elemento suficiente para que esta se pueda llegar a realizar, obviamente la falta de una oferta impediría que se pudiera realizar la transacción, aunque esto no es lo que ocurre ... Leer Más »

Post COVID-19: El sector inmobiliario alberga esperanzas de que la recuperación siga un modelo en “U” bastante suave

Post COVID-19: El sector inmobiliario alberga esperanzas de que la recuperación siga un modelo en “U” bastante suave

AUTORA: Lola Alcover, Secretaria del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España. EN BREVE: A un mes largo de la desescalada, con el 52% de la población adentrándose ya en la Fase 3 y con las distintas actividades intentando recuperarse del paso cambiado que les impuso el confinamiento, el horizonte se presenta dudoso ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!

Revista Inmueble