Alertas Jurídicas miércoles , 20 enero 2021
 NOTA IMPORTANTE
Inicio » A fondo » Aspectos practicos de la fianza en los contratos de arrendamiento: su dobre función

Aspectos practicos de la fianza en los contratos de arrendamiento: su dobre función

 


En un contrato de arrendamiento, sea éste de vivienda o de uso distinto, el arrendatario se encuentra obligado a prestar la correspondiente fianza, con las peculiaridades de uno y otro caso, que veremos más adelante. La obligatoriedad de la fianza se debe al articulo 4 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 (en adelante LAU), al establecer el carácter imperativo de, entre otros, su Título IV “Disposiciones Comunes´´, en el que se encuentra regulada la prestación de dicha fianza.


 


De esta forma, las partes de un contrato de arrendamiento no son libres a la hora de regular la obligación de prestar fianza en el correspondiente contrato.


 


las partes de un contrato de arrendamiento no son libres a la hora de regular la obligación de prestar fianza en el correspondiente contrato


 


Asimismo, la fianza se ve afectada por la propia  LAU en la que se dispone la obligación de depósito de la misma, si las correspondientes Comunidades Autónomas así lo han regulado. Se descubre así la existencia de una doble función de la fianza en los contratos de arrendamiento: como garantía de las obligaciones del arrendatario y como depósito administrativo  obligatorio


 


 


PRIMERA FUNCIÓN: GARANTÍA DEL CUMPLIMIENTO DE LAS


OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO


 


La prestación de fianza por parte del arrendatario al arrendador como garantía


del cumplimiento de las obligaciones contractuales del primero, se encuentra


regulada en el artículo 36 LAU.


 


Teniendo en cuenta esta primera función de garantía, la fianza arrendaticia es


considerada por parte de la doctrina como una prenda irregular pecuniaria, ante


la afectación de una cantidad de dinero al resultado final del contrato. Por lo


tanto, se trata de una relación accesoria al propio contrato de arrendamiento.


 


Entre las obligaciones del arrendatario cuyo cumplimiento se garantiza con la


fianza, deben considerarse comprendidas la obligación de pago de la renta y


aquellas otras cantidades cuyo pago corresponde al arrendatario, así como la


indemnización por lo daños causados al inmueble o a sus accesorios y la


indemnización por falta de restitución de la posesión del mismo al arrendador


una vez resuelto el contrato.


 


Respecto a la posibilidad de compensar la fianza con las rentas adeudadas por el arrendatario, debe indicarse que existen


pronunciamientos de nuestros tribunales en los que se admite tal compensación siempre que se haya producido la resolución del contrato y la puesta a disposición del inmueble por parte de la propiedad, y sin embargo, tal compensación no es admitida si no se encuentran acreditados los presupuestos anteriores. Sin embargo, debemos señalar que la compensación suele ser utilizada en la inmensa mayoría de las resoluciones de contrato por mutuo acuerdo las partes


 


 


Forma, cuantía y actualización de la fianza:


 


Respecto a la forma y cuantía en la que la fianza ha de prestarse, la ley exige que la fianza se preste en metálico. En cuanto al importe, para los contratos de arrendamiento de vivienda será el equivalente a una mensualidad de renta y para el caso de contratos de arrendamiento de uso distinto (arrendamientos por temporada, actividades industriales, comerciales, artesanales, profesionales etc), el equivalente a dos mensualidades de renta.


Debe tenerse en cuenta que la no prestación de la fianza por parte del arrendatario o no cumplir con su actualización es considerado como motivo suficiente para promover la extinción del contrato


El carácter imperativo de este precepto legal obliga expresamente a que los importes de la fianza se ajusten a estas cantidades, por lo que pueden ser contrarias a la ley con los efectos correspondientes, aquellas cláusulas contractuales que dispongan importes distintos a los legalmente establecidos.


 


La cuestión de la cuantía de la fianza, nos lleva a analizar otro punto que suele


estar relacionado: si la garantía adicional prevista en el apartado 5 del artículo


36 LAU puede ser también prestada en metálico. Es claro que estas garantías


complementarias se encontrarían abiertas a cualquier modalidad del mercado


como por ejemplo, la entrega de un aval bancario, un tercero que actúe como


fiador, etc.


 


 


Respecto a la actualización de la fianza, los apartados 2 y 3 del citado artículo


36 LAU establecen la posibilidad de actualización de la misma. Tal actualización nunca podrá producirse antes del transcurso de 5 años de duración del contrato. Viene siendo habitual, sin embargo, el pacto en el que las partes acuerdan la actualización de la fianza con anterioridad a dicho plazo, cuestión que nuevamente nos obliga a recordar el carácter imperativo de estos preceptos y por lo tanto, tales cláusulas contractuales serán contrarias a la ley.


 


Transcurridos 5 años de duración del contrato, la citada actualización podrá efectuarse hasta alcanzar el importe de una mensualidad de la renta actualizada para arrendamientos de vivienda y de dos mensualidades en el caso de contratos de uso distinto. El sistema de actualización de la fianza para la duración del contrato que exceda de los 5 años, puede ser pactada expresamente por la partes, pero en caso de no haber dispuesto nada al efecto, se estará al sistema de actualización de la renta.


 


Debe tenerse en cuenta que la no prestación de la fianza por parte del


arrendatario o no cumplir con su actualización es considerado como motivo


suficiente para promover la resolución del contrato conforme a lo establecido


por el artículo 27.2.b LAU.


 pueden ser contrarias a la ley con los efectos correspondientes, aquellas cláusulas contractuales que dispongan importes distintos a los legalmente establecidos


 


Una vez finalizada la relación arrendaticia el arrendador devolverá la fianza, habiendo comprobado previamente el estado del inmueble arrendado, ya que si tiene daños o desperfectos causados por el arrendatario, su valoración económica podrá deducirse de la cantidad entregada como fianza. La LAU no dispone plazo para esta entrega, aunque establece que ante la falta de restitución, los intereses empezarán a correr a partir de un mes desde la entrega de llaves.


 


 


Supuestos especiales:


La LAU no regula expresamente la fianza en el caso de contratos de arrendamiento de viviendas amuebladas al contrario de lo que venía regulado


en la anterior Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964. En este supuesto especial, se viene entendiendo aplicable, la cuantía exigida para


los contratos de vivienda, es decir el equivalente a una mensualidad de renta,


si se trata de un arriendo de vivienda como residencia permanente del


arrendatario.


 


Otro supuesto no expresamente regulado es el subarrendamiento, considerando la doctrina mayoritaria que no es necesaria la prestación de una nueva fianza, con independencia de que las partes en el subarrendamiento puedan pactar otras garantías.


 


Por otra parte, con respecto a las viviendas suntuarias, es decir aquéllas cuya


superficie sea superior a 300 metros cuadrados o cuya renta inicial pactada en cómputo anual exceda de 5,5 veces el salario mínimo interprofesional en


cómputo anual (para el año 2005 establecido en 7.182.- Euros), a falta de


regulación legal expresa para las mismas, la doctrina mayoritaria entiende que también es de aplicación la fianza equivalente a una mensualidad de la renta pactada.


 


Un supuesto que ha planteado importantes discusiones doctrinales es el de los


contratos de arrendamiento de fincas urbanas por temporadas, que tal y como


dispone  la LAU, tienen la consideración de contratos de uso distinto y en los que, por tanto, el arrendatario habrá de prestar dos mensualidades de renta como fianza. La doctrina viene comentando que la aplicación estricta de la LAU a estos supuestos puede resultar absurda, pudiéndose dar el caso de que para contratos de duración de tan sólo 15 días, se haya de prestar dichas dos mensualidades de renta como fianza.


 


 

                                               Supuestos especiales de fianzas


            viviendas amuebladas sin regulación especial: una mensualidad de renta


            subarrendamiento: no es necesaria la fianza


viviendas suntuarias, (+ 300 m2 o renta superior a 5,5 veces el SMI una mensualidad de renta


viviendas de temporada: dos mensualidades de renta como fianza.


 


 


 


SEGUNDA FUNCIÓN: DEPOSITO OBLIGATORIO EN SEDE


ADMINISTRATIVA


 


En su vertiente administrativa, como decíamos, la fianza ha de ser depositada


conforme a lo previsto en la LAU y su desarrollo posterior por las correspondientes Comunidades Autónomas. El depósito de las fianzas arrendaticias, al no generar intereses a favor del depositante, es considerado como una importante fuente de financiación de las políticas de vivienda autonómicas y por ello, esta obligación legal se ha mantenido desde su establecimiento en 1949 y todavía se encuentra  en vigor para aquellas Comunidades Autónomas que no hayan regulado específicamente la materia. Las comunidades con regulación específica son Andalucía, Aragón, Canarias, Cantabria, Principado de Asturias, Baleares, Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, La Rioja, Murcia, Navarra, Valencia, País Vasco.


 


Este sistema de depósito como decimos es obligatorio para el arrendador y se


complementa en la legislación autonómica con una serie de sanciones a los


arrendadores que no efectúen el citado depósito e incluso recargos para los


que lo realicen fuera del plazo establecido por cada Comunidad Autónoma.


 


En algunas Comunidades Autónomas existe un régimen de conciertos que permite que aquellos arrendadores con cierto volumen de contratos de arrendamiento, estén obligados al depósito del 90% de las fianzas, reservándose el resto para la devolución de las que le vayan siendo exigidas.


 


De forma anual y/o semestral, se realiza un sistema de liquidación entre las


fianzas cuya devolución le ha sido exigida y las nuevas fianzas que han de


depositarse en sede administrativa. Se propone, a título de ejemplo, un modelo


de concierto autonómico con liquidación anual, en el que se puede observar


todas las circunstancias señaladas.


 


Resuelto el contrato de arrendamiento, el arrendador habrá de solicitar ante la


correspondiente administración la restitución del depósito, devengándose el


interés legal sobre el importe depositado una vez transcurrido un mes desde la


finalización del contrato. Según la doctrina mayoritaria, este precepto parece


referirse a que el plazo de devengo de intereses se iniciará desde la fecha de


solicitud de la devolución de la fianza ante la administración, por el arrendador


y no propiamente a la fecha de resolución del contrato.


Finalmente, debe tenerse en cuenta que si el arrendador renunciara a exigir la


fianza al arrendatario, pacto que entre las partes sería válido, estaría obligado


no obstante, al depósito del importe correspondiente ante el organismo público


competente y asimismo, estaría sujeto a las correspondientes sanciones y


recargos si incumpliera tal obligación.


 


 


 


 


 


 


 

MODELO DE CONCIERTO DE DEPÓSITO DE FIANZAS


 


 


   En ´´., a ´´ de ´´ de 2005


 


De una parte ´´´´´´´´´´´´ (Representante de la Administración competente);


De otra parte ´´´´´´´´´´. (el ARRENDADOR);


 


Ambas partes se reconocen la capacidad legal necesaria para formalizar el


presente CONCIERTO, y en consecuencia

E X P O N E N

´´´´


 


Las empresas o propietarios que tengan autorizado el régimen de concierto de


fianzas, sustituirán la consignación de éstas por el ingreso directo y anual en


(Administración competente y entidad bancaria colaboradora), quedando a


disposición de ésta el 90% del volumen total de las fianzas que tengan en su


poder, y de las que en lo sucesivo se constituyan, reservándose el 10%


restante para atender a la devolución de las fianzas que aisladamente le sean


exigidas y para liquidar las responsabilidades a que aquéllas estén afectadas.


Las Entidades o propietarios que hayan concertado este régimen con


(Administración competente), no podrán pedir la devolución parcial del depósito


hasta la realización de la liquidación.


Estando interesado (ARRENDADOR) en que se le autorice el régimen de


concierto, habiéndose acreditado el cumplimiento de los requisitos para


acogerse al citado régimen, y en atención a las garantías ofrecidas por la


solicitante, se lleva a cabo la formalización del presente CONCIERTO, de


acuerdo con las siguientes

C O N D I C I O N E S

 


PRIMERA.- Se asigna el número de concierto ´´´´ a (ARRENDADOR).


SEGUNDA.- El concertado realizará directamente el ingreso del 90% del


volumen total de las fianzas que tenga en su poder y de las que en lo sucesivo


se constituyan, reservándose el 10% restante para atender a la devolución de


las fianzas que aisladamente le sean exigidas y para liquidar las


responsabilidades a que aquéllas estén afectadas.


TERCERA.- El concertado deberá presentar en el mes de enero de cada año,


un estado demostrativo de las fianzas constituidas, de las devueltas durante el


año anterior, y de las responsabilidades liquidadas con cargo a las mismas,


utilizando al efecto el modelo´´. El saldo resultante constituirá la base para


efectuar el ingreso antes del 31 de enero de cada año y, cuando la cuantía de


las fianzas constituidas supere a las de las devueltas y responsabilidades


liquidadas con cargo a las mismas, se realizará por el concertado un ingreso


del 90% correspondiente; en caso contrario, la administración competente


realizará la entrega del importe que corresponda en el plazo de ´´ .


CUARTA.- Tras la formalización del presente CONCIERTO, el concertado


deberá depositar, en los términos establecidos en las condiciones segunda y


tercera anteriores, el importe de las fianzas correspondientes a los


arrendamientos, formalizados con anterioridad a la fecha del presente


CONCIERTO, que se detallan en el anexo´´.


QUINTA.- Este régimen será de aplicación a partir de la fecha de la


formalización del presente CONCIERTO, y, quedará automáticamente sin


efecto, cuando el concertado incumpla alguno de los requisitos establecidos


por la norma autonómica correspondiente, para acogerse al régimen de


concierto, o a algunas de las condiciones establecidas anteriormente.


´´..


Administración competente                                               Concertado


 

Este contenido es sólo para suscriptores

Inicie sesión   si usted ya es suscriptor o Suscríbase aquí  si aún no lo es.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Hipotecas en 2021. ¿Qué va a pasar?

Hipotecas en 2021. ¿Qué va a pasar?

El mercado hipotecario español es considerado uno de los más competitivos y eficientes del mundo, principalmente por su cultura inmobiliaria imperante y el desarrollo del negocio bancario. La adquisición de una vivienda es el mayor gasto económico que una familia asumirá en toda su vida, por ello es importante contar con una buena hipoteca que sea adecuada a la situación ... Leer Más »

Real Estate: cómo ser innovador y no morir en el intento

Real Estate: cómo ser innovador y no morir en el intento

Las nuevas tecnologías, los cambios demográficos y la aparición del comercio electrónico han repercutido en todos los mercados, incluido el Real Estate, transformando así el sector inmobiliario. En una industria tradicionalmente local y muy fragmentada, como lo es la inmobiliaria, los cambios han puesto en primer plano la necesidad de cambiar la forma de pensar para transformar los desafíos en ... Leer Más »

La prescripción entre coherederos: aplicación práctica

La prescripción entre coherederos: aplicación práctica

AUTOR: Diego Muñoz-Perea Piñar es socio y director del departamento civil del BUFETE MUÑOZ PEREA, S.L.P. SUMARIO: Supuesto de hecho y derecho positivo Supuesto de hecho Conceptos legales Aspectos doctrinales y jurisprudenciales Doctrina Jurisprudencia Conclusiones DESTACADOS: “¿Ha habido prescripción adquisitiva por los herederos que si inscribieron y poseen actualmente?” “El indocto excursionista en la opinión vulgar e inexacta que los poseedores ... Leer Más »

¿Quiere recuperar su propiedad?: Acción reivindicatoria

¿Quiere recuperar su propiedad?: Acción reivindicatoria

AUTOR: Carlos Sánchez López es Letrado-director de CS ABOGADOS GRANADA. EN BREVE: Nuestro Código Civil determina que la propiedad supone el derecho de disfrutar de un bien sin más limitaciones que las previstas en la Ley. Sin embargo hay ocasiones en las que el propietario se ve privado de su bien y este es disfrutado por un tercero, cuando eso ocurre ... Leer Más »

Impagos de alquileres como consecuencia de la Covid-19: panorama presente y futuro

Impagos de alquileres como consecuencia de la Covid-19: panorama presente y futuro

EN BREVE: La adversidad económica generada por la pandemia de COVID19 ha llevado a muchos arrendatarios de viviendas y de locales de negocio a situaciones de extrema dificultad para cumplir sus obligaciones contractuales.  En el caso de los locales de negocio, esta situación se ha agravado por las medidas de confinamiento y restricciones de movilidad y cierres parciales adoptadas por ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!

Revista Inmueble